Criopreservación de ovocitos

Las técnicas de preservación de la fertilidad ofrecen la posibilidad de postergar la maternidad a todas aquellas mujeres que así lo deseen o requieran.

Se recomienda en los siguientes casos

  • Enfermedades que requieran la aplicación de tratamientos con potenciales efectos nocivos sobre la capacidad reproductiva (cirugía, quimioterapia, radioterapia).
  • Trastornos o estados asociados a la disminución de la reserva de células germinales: riesgo de fallo ovárico, edad avanzada, etc.
  • Preservación de la fertilidad femenina por deseos de la paciente en otras circunstancias.
  • Cuando en un ciclo de fertilización in vitro se hayan producido muchos más ovocitos de los que es recomendable inseminar.

Técnica

El procedimiento que se realiza es igual al de la Fecundación in vitro, con la diferencia que no se fecundan los óvulos.

La criopreservación se realiza por la técnica de vitrificación, la cual permite que los óvulos maduros conseguidos tras la estimulación ovárica sean congelados para usarlos posteriormente cuando la paciente decida, con el mismo pronóstico que se tenía en el momento de ser vitrificados.

¿Cuáles son las probabilidades de éxito?

Está descrito que la sobrevida del ovocito tras ser descongelado es de alrededor del 84%, y su capacidad de ser fecundado llega al 69%. Tras ser transferido el embrión la tasa de embarazo es alrededor de 44%.

¿Quieres saber más?

Puedes ver más sobre este tratamiento en el siguiente PDF

Más información en estos sitios externos

Vídeos del Atlas de Reproducción Asistida

Sociedad Americana Medicina Reproductiva

Sociedad Española de Reproducción